Descripción del proyecto

Se propuso una ordenación de la manzana en dos volúmenes de distinta altura formando dos “L” con el fin de obtener vistas lejanas de las zonas verdes existentes. Buscamos la permeabilidad del edificio elevándolo sobre planta baja y dando continuidad al jardín interior con la trama urbana. En función de la orientación y distribución interna se diferenciaban dos tipos de cerramiento: grandes huecos verticales “pixelizando” la fachada con paneles prefabricados para las zonas de día y pequeños huecos rasgados en horizontal para las zonas de noche.